—Vea, mija, que hay que tenerle miedo al diablo, porque que lu’hay, lu’hay. Una vez mi taita se nos acorronchó (juntó, agrupó) una noche en la tarima de la casa y nos aseguró qu’el diablo es un ángel maldecío por el Santísimo Señor Dios y que por eso arrastra con toiticos los malvaos y pa’ que se creiga a’i les va el cuento:

—Taba una noche el agüelo de mi agüelo ya acostao cuando comenzó el correteo de los perros di un lao a’otro con un desespero, con una latizón y como juyendo al mesmo tiempo. El agüelo se tapó más, porque se le puso que por allí andaba el mesmo patas (el diablo) suelto y se puso a rezar lo que sabía pa’ espantar al enemigo malo. Al fin se quedó dormido. Y más’ elante se despertó con un estruendo y el chillido de los perros que corrían en tropel y el estampío de los caballos que relinchaban al tiempo en la manga (potrero pequeño) vecina. El agüelo se movía pasito y se persinaba y rezaba sin poder asomarse al corredor. Así pasó recuerdo (despierto) el resto de la noche. Al amanecer, cuando las primeras luces del día espantan a la ira mala (diablo) se levantó, miró, no vio nada raro, se salió al camino y se bajó pa’l lao de la quebrada y en el suelo vio un bulto. ¿Quén era? Pues el compadre, su vecino, que ‘taba caido a’i al pasar la quebrada, sin sentido y como muerto. ¿Qué había pasao?

Pus apenas alevantó el compadre y lo revivió como pudo, él le contó que se le había aparecido el mandinga (diablo) como a cargárselo y que si nu ha sío por el escapulario que con una mano le mostró y por un tiro que I’ hizo, a estas horas ya ‘taría en la compañía del diablo en los mesmos injiernos.

Y en después dirán que el diablo no se presenta…

 

Código: CLTC 591N

Año de recolección: 1980

Departamento: Cundinamarca

Municipio: Fómeque

Tipo de obra narrativa: Cuento

Informante:  Santos Rodríguez

Edad informante:

Recolector: Marina García

Fuente: Libro

Título de la publicación: Cuento popular andino

Año de publicación: 1985

 

 

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *