Hilito, hilito de oro,
yo jugando el asedré,
me dijo una gran señora,
–¡Qué lindas hijas tenéis!
–Si las tengo, no las tengo,
yo las sabré mantener,
porque el pan que yo comiese,
comerán ellas también.
–Yo me voy muy enojado
para el palacio del rey,
que las hijas del rey moro
no me las dan por mujer.
–Vuelva, vuelva, caballero,
no sea usted tan descortés,
de las hijas que yo tengo
escoja usted la que queréis.
–Cojo ésta, cojo ésta
por esposa y por mujer,
que su madre es una rosa
y su padre un clavel.
–Lo que quiero, caballero,
es que me la mantenga bien
con un pedacito de pan
y un poquito de café.-

 

Código: CLTC 52N

Año de recolección: 1962

Departamento: Bolívar

Municipio: Cartagena

Tipo de obra narrativa: Romance

Informante:  Cristina Anaya

Edad informante: 13

Recolector: Gisela Beutler

Fuente: Libro

Título de la publicación: Estudios sobre el romancero español en Colombia en su tradición escrita y oral desde la época de la Conquista hasta la actualidad

Año de publicación: 1977

 

 

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *